Ir al contenido principal

Carmen Laforet





Carmen Laforet nace en Barcelona el 6 de septiembre de 1921; y a sus dos años de edad, su familia se traslada a la isla de Gran Canaria, donde transcurre su infancia y adolescencia. Vuelve a la Península cuando decide estudiar Filosofía en Barcelona; y después estudiará Derecho en Madrid, en la Universidad Central aunque abandonó las dos carreras a los veintiún años y se casa con Manuel Cerezales, periodista y crítico literario, con quien tendría cinco hijos.


En 1944 publica la novela Nada, con la que ganó el Premio Nadal en la primera edición de la editorial Destino. Exito de crítica y público que la catapultó a la fama literaria. Más tarde, en 1950 publica La isla y los demonios, menos profunda que la anterior y una novela que situa en Canarias, donde había pasado los primeros años de su vida.

En 1955 publicará La mujer nueva, marcada por sus experiencias religiosas. Le sigue en 1963 La insolación, que sería el primer volumen de una trilogía, Tres pasos fuera del tiempo; y más tarde, tras un largo periodo en el cual estuvo trabajando en los demás  tomos de la trilogía sin llegar a publicarlos.

Dos años más tarde en 1965 viaja a Estados Unidos, producto de su experiencia en USA es el ensayo Mi primer viaje a USA, que publica en 1981; conoce allí además a Ramón J. Sender, con el que intercambió una interesante relación por carta.

 

Sería su hija Cristina Cerezales quien, en 2003, publicara Puedo contar contigo, un total de 76 cartas de la escritora en las cuales desvela su silencio literario, su inseguridad y su deseo de apartarse del contacto social, que se tradujo en un distanciamiento progresivo de la vida pública acelerado por su enfermedad degenerativa que mermaba su memoria.

En 1970 se separa de su esposo, le falta estabilidad económica; y las circunstancias generales político sociales, el machismo etc. le afectan y se dejan ver en la serie de cartas; en ellas lamenta lo gris que considera el mundillo literario, repleto de envidias.

Intenta siempre mantenerse en una neutralidad política que expresa como que en "estos reinos belicosos", era "enemiga de todos".

Carmen Laforet también escribió novelas cortas, narraciones de viaje y libros de cuentos. Tales como:
La isla y los demonios (1952), novela.

El piano (1952), novela.
Un noviazgo (1953), novela corta.
El viaje divertido (1954), novela corta.
La niña (1954), novela corta.
Los emplazados (1954), novela corta.
La llamada (1954), relatos.
La mujer nueva (1955), novela.
Un matrimonio (1956), novela.
Gran Canaria (1961), ensayo.
La insolación (1963), novela.
Paralelo 35 (1967), libro de viajes.
La niña y otros relatos (1970), relatos.
Artículos literarios (1977), recopilación de artículos.
Mi primer viaje a USA (1981), ensayo.
"Rosamunda". En: Cuentos de este siglo, Encinar, Ángeles (ed.), Barcelona, 1995.
"Al colegio. Cuento". En: Madres e hijas, Freixas, Laura (ed.), Barcelona, 1996.
Al volver la esquina (2004), novela póstuma. Continúa la historia de La insolación.
Carta a don Juan (2007), recopilación de todos sus relatos cortos.
Romeo y Julieta II (2008), recopilación de sus relatos amorosos.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…