Ir al contenido principal

La Torre de Don Fadrique




La Torre de Don Fadrique hoy es parte del Convento de Santa Clara, se sitúa en su patio, siendo en realidad una torre albarrana que quedaba intramuros. Hoy es propiedad del Ayuntamiento de Sevilla y está protegida como bien patrimonial, contando con la inclusión y reconocimiento que la Junta de Andalucía le hace como castillo de la comunidad autónoma.

Don Fadrique era infante hermano de Alfonso X El Sabio cuyo padre sabemos fue Fernando III llamado El Santo. Don Fadrique la construyó dentro de su residencia en el siglo XIII y es un edificio de planta cuadrada que cuenta con casi ocho metros por lado, conviviendo en la construcción reminiscencias románicas y estilo gótico. 


La construcción presenta sillares con saeteras en su primer cuerpo y puerta románica; en el segundo, de ladrillo, tiene ventanas de estilo románico con arcos de medio punto; en el tercer cuerpo, las ventanas presentan arcos apuntados de tracería polilobulada con columnillas, y en la azotea que, a la usanza defensiva, tiene almenas y matacanes, sobresaliendo, en los ángulos de la torre, unas gárgolas.


Si te fijas verás que en la puerta se conserva una lápida que nos habla de la construcción de la torre y del año de su construcción, es 1252, y expresa que es la mayor alabanza que se podía hacer del arte y del artífice; siendo Fadrique amigo de las leyes y orgullo de su madre Beatriz de Suabia, primera esposa del rey Fernando.


Las malas lengua han creado una leyenda según la cual la torre habría sido construida para que la reina Juana, esposa de su padre, pudiese acompañarle a cazar a las orillas del río más cómodamente teniendo un aposento cercano. Las habladurías en su día hicieron que Alfonso X para acallar a la gente trasladara a Juana a Toledo. Los nobles de Sevilla y el pueblo se unieron haciendo frente contra los amantes. En la época era inadmisible que una reina viuda volviera a casarse ni tampoco era de recibo que tuviese amoríos ilícitos. La vida de la mujer viuda en época medieval y moderna era de lo más triste, prácticamente desaparecía del mundo junto con el marido, no podía rehacer su vida, al marido lo heredaban los hijos y con demasiada frecuencia en las clases menos pudientes caían en la misma mendicidad.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…