Ir al contenido principal

Sevilla tiene playa, ¿lo sabías?





 

Queda constancia en la documentación de playas en Sevilla, la famosa Playa de María Trifurca, no es un invento para responder con evasivas cuando te preguntan que a dónde vas; al igual que dirías …”a contar los frailes…”; no. La Playa de María Trifurca existió realmente y se situaba en lo que hoy es la orilla que hay en las márgenes del río al paso por el Puente del Alamillo, que allá por los finales del XIX y principios del siglo XX, por supuesto no existía, ya que data de 1992, fue hecho con motivo de la Exposición Universal de 1992 de Sevilla, por todos conocida como Expo´92.


Una de la documentación donde podemos asomarnos a esta playa es la documentación del antiguo Tribunal Tutelar de Menores, documentación que se encuentra actualmente en el  Archivo Histórico Provincial de Sevilla. En ella podemos ver las innumerables amonestaciones y detenciones a chavales por bañarse en un sitio que, en realidad, estaba prohibido para seguridad de la ciudadanía. El río en aquellas épocas no estaba “domesticado”, tal hecho no se consiguió en parte hasta después de la riada de 1961 en la que el Guadalquivir se enseñoreó de Sevilla entera. El río Guadalquivir, uno de los más caudalosos de España, por esa zona es algo traicionero y las labores de dragado para proteger la navegación hacían que sus aguas fuesen amigas de remolinos y de trampas en las que con facilidad podían caer los bañistas.
 
Por aquel entonces el río era navegable, por lo menos, donde hoy se sitúa el Huevo de Colón, entraban y salían barcos de distinta envergadura recorriendo de arriba abajo lo que en realidad es una ría, el Guadalquivir tiene características de ría, está afectado por las mareas y huele a sal. Incluso huelen a sal las casas en sus pisos bajos en Sevilla, porque la pared absorbe salitre.

Muy cerca se situaba el Hogar de San Fernando, hoy colegio y dependencias municipales, que hasta no hace mucho era colegio internado de niñas pobres y que se utilizaba para recoger y reformar a los que se descarrilaban, actuando en realidad como reformatorio; regentado por monjas, separaba su espacio entre niños y niñas como en todos los colegios públicos de antaño, pero disponía de ciertos lujos, dos piscinas, una para ellas y otra para ellos, una de las cuales una vez reconvertido parte del edificio en Gimnasio Municipal, se usa diariamente.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…