Ir al contenido principal

Joaquinistas

 

Movimiento del siglo XIII forjado alrededor de las ideas milenaristas del monje cisterciense Joaquín de Fiore (Calabria 1155-1202). Estas ideas  fueron recogidas, enriquecidas y difundidas por el discípulo franciscano Gerardo Di Borgo San Donino a través de su libro ‘Introductio ad Evangelium Aeternum’

Di Fiore fue autor de numerosas obras entre las que destacó la ‘Expositio ad Apocalypsim’ siendo para muchos historiadores el creador de una escuela exegética. De Fiore creía en el inminente advenimiento del Mesías que vendría con un reinado de paz y con la consiguiente expansión del cristianismo por toda la Tierra.

 

Dividía la Historia en tres etapas:

. la primera la constituyen los tiempos del Antiguo Testamento y denominaba la ‘Era del Padre’; 
. la segunda empieza con la Encarnación del Verbo, la  llamó ‘Era del Hijo’ y 
. la tercera estaba aún por venir y según sus cálculos ocurriría en el año 1260, que llamaba la “Era del Espíritu Santo’. 

Esta última etapa se caracterizaría por la generalización de la paz, siendo el modelo de vida la vida de los monjes; en ella los hombres vivirían en un paraíso terrenal bajo el reinado de Cristo. 

 

De Fiore creía en la innecesariedad de una futura Iglesia visible, esta desaparecería irremediablemente absorbida por una Iglesia espiritual. 

 


La heterodoxia de su teología trinitaria fue objeto de censuras en el IV concilio de Letrán. Creía el abad Joaquín que aunque el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo fueran una esencia, esta unidad no era verdadera, sino colectiva, con lo que sus ideas caían en el error del ‘triteísmo’ típico de los pueblos paganos de oriente, comprometiendo así la doctrina de la unidad divina. 

Años después de su muerte, durante el IV Concilio Ecuménico de Letrán (1215) en el pontificado de Inocencio III (1198-1216), sus doctrinas fueron condenadas. Pero sus ideas fueron recogidas por otros a través de la historia, destacando la comunidad de origen franciscano de los ‘Espirituales’ (s. XIII); y, contemporáneamente, sus ideas son seguidas por una diversidad de sectas de origen cristiano como  los Testigos de Jehová.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…