Ir al contenido principal

Maniqueismo


El Maniqueismo es el conjunto de doctrinas difundidas por Mani, Manes o Manijaios, que fue natural Mardin, Mesopotamia en el 216, que nació en el seno de una  familia noble persa aunque pudiera tener un origen judío. 

Según afirma Manes a los 13 añotuvo una visión del Espíritu Santo que le reveló la nueva doctrina. Desde joven recibió de joven fuerte influencia del gnosticismo, marcionismo y del  judeo-cristianismo. 

Su decisión fue crear una nueva religión ‘universal’ que lograra abarcar todas las demás religiones; y, para confeccionarla, recurre al cristianismo, zoroastrismo y budismo. Tras  fundar su propia iglesia, difunde su predicamento por la India, Egipto, China, Mongolia, norte de Africa y también España; y es perseguido en Persia donde fue decapitado en prisión en el año 276. 


Sus teorías se centraban en la  lucha eterna entre el bien y el mal, presente en el dualismo gnóstico, afirmando la existencia de un principio de Luz y otro otro de Tinieblas. Ninguno de los dos principios habría sido creado, pero el principio de las tinieblas sería el creador del mundo material. 

Del principio de la Luz procedían las almas, prisioneras en el mundo material. 

Aunque ambos principios eran opuestos, entre ellos, entre el Bien y el Mal, no existía un abismo de separación sino que sus límites se tocarían o rozarían, sin confundirse, terminando uno donde empieza el otro. 


Para alcanzar la salvación se debía obtener una iluminación especial, que podía obtenerse ejercitando la limosna, oración y ayuno; y considerando tanto a Buda, Cristo y a Zoroastro como ‘profetas superados’. 

Explica que Jesús tuvo la misión de comunicar la ‘iluminación’ y por ello era considerado ‘maestro y salvador’. Mani era el enviado de Jesús y su Apóstol por excelencia. 

La iglesia maniqueista tenía una organización fuertemente jerarquizada y sus seguidores obedecían rigurosas reglas morales. 



Mani predicó la abstención del sexo, la consumición de carne y de vino, la prohibición del recurso a la mentira y perjurio, blasfemia, apostasía, juramento,  participar en guerras. 

Sus seguidores se dividían en ‘élegidos’, que eran quienes practicaban las creencias maniqueas y tenían garantizado por ello su ingreso en el ‘paraíso de luz’; y los ‘oyentes,’ que sólo escuchaban las prédicas y por no practicar a conciencia la fe maniquea, a su muerte debían transmigrar sus almas de cuerpo en cuerpo, hasta llegar al de un elegido que lo llevaría a la salvación. 

No tenían en su culto nada similar a los sacramentos, que eran rechazados por Mani, pero un rito que pretendía asemejarse a la eucaristía estaba reservado solo a unos pocos elegidos. 

Subsisten algunas comunidades en oriente actualmente y su fiesta principal, “Bema”, es celebrada en los primeros meses de cada año, en ella que se recuerda el supuesto martirio de su maestro, Mani.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…