Ir al contenido principal

La Mezquita Mayor de Sevilla




El lugar donde hoy vemos  la Catedral de Sevilla fue por los siglos tradicional asiento de edificios religiosos. Aquí y en sus proximidades se han detectado restos de diversas construcciones religiosas pertenecientes a varias cullturas, por ejemplo el  templo visigodo que fue derribado por los musulmanes cuando entraron en la Península a sangre y fuego. En esta zona, sobre el antiguo templo visigótico, se construiría la mezquita mayor de Sevilla,  durante el califato de Adberraman II, en el  siglo IX, los estudios sitúan la mezquita mayor de Sevilla en lo que hoy conocemos como la Iglesia del Salvador.
 
Con los almohades Sevilla se convertiría en una ciudad llena fé gente, muy transitada, los almohades coinciden con época de esplendor en Sevilla. Esta es la razón por la que se decidió la construcción de una mezquita de mayores dimensiones y el califa Abu Yacub Jusuf ordena la construcción de un templo musulmán mucho más amplio en el sitio de la actual Catedral
Fue Ahmed Ibn Baso, arquitecto, quien dirigió las obras desde 1172 hasta 1176, cuando queda  el edificio concluido en sus aspectos fundamentales.

En nuevo edificio, la mezquita mayor de Sevilla tenía planta rectangular de 17 naves orientadas de  norte a sur. Se alzaba en base a pilares en ladrillo, material característico de la zona  y arcos de herradura apuntados; y un patio amplio precedía al recinto principal de oración. El patio, conocido como El Patio de los Naranjos, se conserva en nuestros días.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…