Ir al contenido principal

Modernismo (s. XIX – XX)

  
Ilustración de 1922, El descenso de los modernistas hacia el ateísmo, de E. J. Pace. El dibujo aparece en su libro Christian cartoons; y los escalones son: * Cristianismo. * La Biblia no es infalible. * El hombre no está hecho a imagen de Dios. * No hay milagros. * No al nacimiento virginal de Jesuscristo. * No Deidad. * No expiación. * No resurrección. * Agnosticismo. * Ateísmo

Movimiento surgido en Europa, de donde pasó al resto del mundo y que ejerce fuerte influencia en amplios campos tales como la literatura, la pintura, la arquitectura, etc. También llegan sus influencias al ámbito religioso, específicamente el cristiano, que  no se mantendrá pasivo a sus influencias. 

Los modernista intentaron armonizar la ortodoxis, con la doctrina tradicional de la Iglesia y también con las nuevas tendencias filosóficas, con los nuevos descubrimienos en cualquier ámbito.

Entre los principales propulsores en el Catolicismo está el jesuita y teólogo inglés George Tyrrell, el filósofo Edouard Le Roy; el investigador Alfred Loisy y el historiador Ernesto Buonaiutti, entre muchos otros muchos. 

La Iglesia llegó a considerar que las teorías de los representantes del modernismo no eran más que una síntesis de todas las herejías en suma, mezclando el agnosticismo,  subjetivismo, fenomenismo, relativismo, inmanentismo y un evolucionismo radical.

Fueron condenados por el Santo Oficio en decreto "Lamentabili", el año 1907; y después la condena fue sucesivamente reafirmada por el papa Pío X (1903-1914) en la encíclica "Pascendi" y el motu proprio "Sacrorum Antistium", en 1910. 


 Como notaste, herejias y sectas siempre ha habido. Hace siglos diferentes a las de hoy, pero todas pretendiendo la verdad y terminaron desapareciendo como una secta mas.
Dios te bendiga y permanece unido a la única Iglesia fundada por Cristo: La Católica. Jn 17,21

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…