Ir al contenido principal

Hermandad de la Vera Cruz de Sevilla

 
 
 

 
Tiene por lema “Toma tu Cruz y sígueme” y los titulares son el Cristo de la Vera-Cruz y  María Santísima de las Tristezas; tiene dos pasos y unos 500 nazarenos.

Su nombre completo es el de: Muy Antigua, Siempre Ilustre, Venerable, Pontificia, Real, Fervorosa, Humilde y Seráfica Hermandad y Archicofradía de Nazarenos de la Santísima Vera-Cruz, Sangre de Nuestro Señor Jesucristo y Tristezas de María Santísima.
 
La Hermandad de la Santísima Vera Cruz se funda en 1448 en el Convento Casa Grande de San Francisco, en Sevilla; aunque, según algunos autores, nace en el año 1370 cuando ya se reunían devotos de la Vera Cruz en este convento para dar culto al Santo Madero.
 
Con su constitución se redactan sus primeras reglas en 1448 pero estas no son reconocidas y aprobadas oficialmente por la Autoridad Eclesiástica hasta el día 22 de febrero del año de  1501, a cargo de Fernando de la Torre, Provisor del
Arzobispado siendo cardenal arzobispo de Sevilla Diego Hurtado de Mendoza.
 
En un principio se estableció en una capilla ubicada a la entrada del convento, lo cual daba cierta independencia a sus cultos con respecto a los de la comunidad franciscana.
 
Más tarde, el gran auge experimentado por la Cofradía hizo que se trasladase a otra capilla más espaciosa en 1478, ya en el interior del recinto.
 
 
Palabras clave: Hermandades y Cofradías, Vera Cruz, Semana Santa, Sevilla, Religiosidad Popular

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…