Ir al contenido principal

La Hermandad de Santa Genoveva



 
 
 
 
 
http://www.rafaes.com/glorias-2009/RAFAES-99247518246987388777889345000061053969.jpg
 
 
 
http://www.artesacro.org/imagenes/MercedesCoronada_JuanLuisB1.jpg
 
 
 
 
La Hermandad de Santa Genoveva tiene sede en la Parroquia de Santa Genoveva desde donde realiza su estación de penitencia a la Catedral el Lunes Santo.
 
El nombre completo de la Hermandad es Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Sacramento, Nuestro Padre Jesús Cautivo en el Abandono de sus Discípulos, y Nuestra Señora de las Mercedes Coronada y San Juan Evangelista en la Tercera Palabra, Inmaculada Milagrosa y Santa Genoveva.
Nace en abril de 1956 bajo el título de "Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús Cautivo en el Abandono de sus Discípulos y Nuestra Señora de las Mercedes y San Juan Evangelista en la Tercera Palabra", vulgo Cautivo.
 
 Sus fundadores tenían como ideal ejercer el apostolado, la caridad y fomentar la piedad en el barrio del Tiro de Línea, por medio del culto a sus imágenes. Su nombre popular, Santa Genoveva, viene de su residencia canónica: la Parroquia de Santa Genoveva.
 
El cardenal arzobispo Bueno Monreal es quien aprueba sus reglas primeras, que establecían la salida penitencial en la jornada del Lunes Santo y tomaba por lema "Por un Mundo Mejor", movimiento promovido por Pío XII en 1952. En las Reglas queda reflejada la relación entre la Hermandad y la Orden de la Merced, orden redentora de cautivos; y el prólogo es redactado por el padre mercedario fray Amerio Sancho Blanco, Abad de Monte Líbano.
 
 La primera estación de penitencia tiene lugar mediante una representación de ocho nazarenos que acompañaron a la Hermandad de Santa Marta el Lunes Santo de 1957, pero hasta el año siguiente no tuvo ocasión el primer cortejo procesional.
 
Su largo recorrido causa gran admiración la Corporación se ha convertido en una de las de mayor  personalidad y devoción, estando entre las que posee una de las nóminas de hermanos y nazarenos más altas de Sevilla.
 
En 2006, con motivo del 50º aniversario de su fundación, la imagen titular de Nuestra Señora de las Mercedes vistió el manto que Rodríguez Ojeda realizó para la Esperanza Macarena, simbolizando el vínculo que une a ambas hermandades.
 
Las medidas de la parihuela del misterio son 2.20 m. x 3.70 m. x 1.54 m.; fue realizado por Antonio Martín Fernández en magnífica talla de estilo barroco; y ensamblado por el ebanista Luis Carvajal. Está realizado en líneas rectas, con bombo y perfiles en la canastilla; lleva cartelas con escenas del Nacimiento de la Virgen, la Visitación, el Nacimiento de Jesús, Jesús entre los Doctores, Columna y azotes, la Coronación de espinas, Calle de la Amargura y Calvario. Candelabros de guardabrisas, con respiraderos dorados por Antonio Sánchez González en 1974. En el paso un relicario porta reliquia de la Roca de la Agonía, situada en el paso en 1986 y repujado por hijos de Juan Fernández. Las figuras de los ángeles son obra de Francisco Buiza Fernández (1959).
 
Cristo es una imagen tallada por José Paz Vélez entre julio de 1956 y febrero de 1957, siguiendo encargo de la Hermandad. El contrato fue firmado el 29 de abril de 1956. La escultura está realizada en madera policromada y se muestra de pie, atado. Su altura es de 1,83 metros, con hábito púrpura.
 
La imagen de Nuestra Señora de las Mercedes va bajo palio rojo, bordado en oro como su manto, regalo del barrio con saya de raso de seda bordada en oro y candelería en plata repujada. De traza barroca y respiraderos rectilíneos, con molduras y pilastras de ornamentación vegetal y paños de casetones con cartelas.
 
La imagen de la Dolorosa es de José Paz Vélez, la fecha del contrato es de 29 de abril de 1956. La termina el 12 de septiembre y es bendecida el 20 de septiembre del mismo año. Está tallada en Pino de Flandes y tiene 1,70 metros de altura. Es del tipo andaluz de candelero, con cabeza inclinada. La dirección de la mirada es baja, tiene los ojos de cristal, pestañas postizas y tres lágrimas de cristal, dos en la mejilla derecha y una en la izquierda; presenta la boca esta entreabierta dejándose ver los dientes tallados.
 
El juego de jarras es del taller de Villarreal (1958); la peana, de Jesús Domínguez Vázquez (1960); el juego de varales (1971) y la candelería (1980) de Hijos de Juan Fernández. El frontal del palio está bordado en oro a realce con sedas de colores y malla de oro, obra del taller de Sobrinos de José Caro (1965).
 
El manto lo estrenó la Virgen en 1996 y está bordado en oro sobre terciopelo granate a manos de  Juan María Ibáñez, que siguió el diseño del manto anterior, obra de Juan Manuel Rodríguez Ojeda.
 
La Hermandad de la Esperanza Macarena regaló a esta Hermandad de Santa Genoveva una reproducción en plata de ley de la Virgen de la Esperanza Macarena con motivo de su primera salida procesional. La miniatura hoy figura al principio de la entrecalle de la candelería y fue realizada por Fernando Marmolejo en 1960.
 
Los candelabros de cola fueron realizados en el taller de Villarreal en 1961.


Palabrasclave: Hermandades y Cofradías, Arte cofrade Sevillano, Sevilla, Religiosidad popular

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…