Ir al contenido principal

Construcción de la Catedral de Sevilla

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando en 1248 Fernando III reconquisto Sevilla procedió a convertir la mezquita de los almohades en catedral cristiana y en ello centró todo su empeño, sin que por ello se hubiese de prescindir por completo de la estructura arquitectónica que ya se tenía. 

El edificio seadapta al culto cristiano y se variá la orientación de las naves, así se situá el presbiterio hacia levante, es decir, hacia el Este y los pies hacia poniente, es decir, hacia el Oeste. 

La antigua mezquita sirvió como templo católico durante siglo y medio. En el año de 1401 el cabildo Catedral decidió levantar un nuevo templo dado el mal estado de conservación de la construcción de la antigua mezquita almohade, maltrecha y ruinosa tras el terremoto que asolo Sevilla en 1356.

Las obras se comenzaron en 1403 con la pretensión de erigir un grandioso edificio,  -la economía del cabildo era óptima en aquellos momentos-, tal obra habría de ser que los canónigos de la Catedral cuando tomaron el acuerdo de construir el nuevo templo expresaron que la construcción del templo sería tan grande que los que la vieren acabada a través delos siglos pensaran que los que pensaron y proyectaron las obras habrían estado "locos".

La Catedral de Sevilla es una de las mayores iglesias de la cristiandad, la tercera tras San Pedro del Vaticano y San Pablo, de Londres.

 

La edificación de la nueva catedral supuso el derribo de la mezquita a excepción del alminar y del Patio de los Naranjos, con lo que se materializaba definitivamente el triunfo de la fe cristiana frente a los invasores mahometanos.

El alminar es lo que hoy se conoce como la popular Giralda, el alminar donde voceaba el almuédano llamando a los moros a la oración quedó convertido en campanario cristiano para llamar a los fieles a la oración igualmente.

Las obras se prolongaron durante más de un siglo y el paso del tiempo se contempla en la sucesión de diversos estilos arquitectónicos.

Se comienza a edificar el santo edificio en estilo gótico, de acuerdo con las modas y el espíritu artístico europeo, imperante también en España a lo largo del siglo XV.

Fue posiblemente  el maestro Alonso Martínez quien inicio las obras, y por lo tanto habría sido también el autor del proyecto, dado que era el Maestro Mayor de la Catedral de Sevilla en los años inmediatos a la erección del templo. 

A través de los años sucedieron distintos arquitectos al frente de las obras, entre los cuales habrían estado Pedro García, Ysambret, Carlin, Juan López, Norman, Juan de Hoces, Simon de Colonia, Alonso Rodríguez, terminando éste las obras primeras en 1506.

 

Posteriormente intervino Juan Gil de Hontañon, que se comprometió a realizar el cimborrio del crucero,  hundido en 1511, se ocupó de este trabajo hasta 1519. 

Una vez terminado el cuerpo del edificio se pasó a dotarlo de sacristía, de una sala capitular, las contadurías y otras dependencias, con todo lo cual el proceso arquitectónico se prolongo a lo largo de todo el siglo XVI, con la intervención de varios artistas como Diego de Riaño, después Martín de Gainza, a quien sucede Hernan Ruiz II, y a éste Asensio de Maeda.

Nuevas obras se acometerían durante los siglos XVII, XVIII y XIX, aconteciendo en este ultimo el cubrimiento del cimborrio que se volvió a caer en el año de 1888 y la realización de las portadas correspondientes a los brazos del crucero.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…