Ir al contenido principal

El origen de Uclés




 

Uclés es un municipio pequeño del NO de Cuenca, perteneciente a la comarca Mancha Alta y del partido judicial de Tarancón. Según el censo de habitantes del año 2012 contaba con 235 habitantes. Una delicia para vivir, vaya ¡¡…, opinará cualquiera que esté estresado en el frenético ritmo de las capitales densamente pobladas y burocratizadas.

Hay disparidad de criterios en cuanto a lo que se refiere al origen etimológico del término Uclés, ya que algunos lo estudian y lo explican como derivado de sus fundadores, los olcades, Uclés habría sido una de sus principales ciudades y según esta tesis habría sido fundada como Hokulacum, que es el término que podemos ver en las monedas más antíguas halladas en las prospecciones arqueológicas del lugar. Posteriormente se habría denominado Urcela y/o Urcesa.

Los olcades habrían sido una tribu de celtíberos, es decir, una mezcla de celtas aculturados con iberos, que habrían compartido vecindad con pueblos más poderosos que ellos como los carpetanos al oeste; y en terreno de la hoy Guadalajara a los arévacos, al norte; los vecinos por el sur habrían sido los oretanos; y la vecindad por el este habrían sido los edetanos.

La historia y la geología marcan el carácter de la gente y de sus posteriores construcciones; y así habría sucedido con este pueblo que dio origen a Uclés, ocupando tierras abruptas y meridionales en el sistema Ibérico peninsular, en tierras de la cuenca del Júcar y del sur de la sierra conquense.

La zona, además, tiene interés por su arqueología, La Iniesta, Barchín del Hoyo y la Manchuela conquense son yacimientos aqueológicos que proporcionan datos de que la zona al sur de la sierra conquense fue de mayoría de población ibera. A lo largo de la Historia se h aintentado explicar el origen del pueblo de los ocaldes pero las teorías son muy diversas.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…