Ir al contenido principal

Himilce

 

Himilce fue una princesa ibera, hija del rey Mucro de Cástulo, que fue entregada en matrimonio en el siglo III a. C. al general cartaginés Aníbal para sellar la alianza entre Cástulo y Cartago al comienzo de la Segunda Guerra Púnica. No obstante, el avance de la guerra en contra de los cartagineses propició que Cástulo abandonase la alianza situándose al lado de Roma, recibiendo privilegios al término de ésta por parte de los romanos.

Se encontraba en el santuario de Auringis (actual Linares) cuando conoció a Aníbal, con quién se casó en la primavera del 221 o 220 a C. en el templo de Tanit en Qart Hadasht (Cartago). Murió estando su esposo en campaña en la península itálica. Fue enterrada en Cástulo, donde le erigieron una estatua funeraria, la que probablemente hoy se erige en la plaza del Populo de Baeza. Durante la toma de la ciudad en la guerra civil, la escultura íbera fue confundida con una imagen de la Virgen María y fue decapitada.

El poeta Silio Itálico en su Púnica (Lib. III) narra la boda Himilce con Aníbal. Tuvieron un hijo, Aspar. También escribe que quiso evitar la guerra con Roma y, ya declarada, acompañar a su marido a Italia, pero Aníbal se negó y la dejó en Cartago, ciudad en la que se supone múrió víctima de una epidemia. Aunque el historiador romano Tito Livio no menciona su nombre, parece que alude a ella cuando escribe:

Cástulo, fuerte y célebre ciudad de Hispania, tan estrechamente unida a los cartagineses que la esposa del propio Aníbal era de allí, se pasó a los romanos. (Ab Urbe condita libri XXIV, 41, 7.). Fuente: Misterios e historias de Andalucía.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…