Ir al contenido principal

Paseando entre María Coronel y La Macarena




Entrando en la Calle Doña María Coronel es lógico preguntarse por quién sería la dama de quien porta la calle el nombre, vamos a conocer la historia de esta dama de quien Don Pedro I, llamado El Justiciero y también El Cruel, se enamoró de Doña María Coronel, viuda de Don Juan de la Cerda; y tanto fue el interés del Rey por ella que esta fue a refugiarse al Convento de Santa Clara para preservar su virtud y huir de él. Pero el rey no estaba dispuesto a darse por vencido y de improviso se presentó en el convento.

Doña María comprendió entonces la situación, sin pensarlo dos veces, corrió rápidamente a la cocina, cogió una sartén con aceite hirviendo y se vertió el contenido
en la cara para desfigurarse y dejar de gustar al rey quien, arrepentido, suplicó a la Madre Superiora que la cuidara y velara por sus deseos.

Al conocer esto Doña María pidió al rey el solar para construir el actual Convento de Santa Inés. A Doña María no se le ha abierto nunca proceso de canonización pero quizás tenga suficientes méritos para ello, su actitud obedeció a la voluntad de vivir castamente tras el fallecimiento de su marido, recluida en un convento ofreciendo su vida a Dios y fue capaz de un acto terrible, no contra su vida, sino contra su belleza, con tal de seguir orientando castamente su vida, incluso desobedeciendo los deseos reales que en la época no era algo que se pudiera elegir o evitar.

 

Tras fallecer Doña María Coronel y bastantes años después, al hilo de unas obras, apreció su ataúd en el coro del convento. Al abrirlo, los investigadores descubrieron con asombro que el cuerpo se encontraba en un extraordinario estado de conservación.

A día de hoy, sus restos reposan en una urna que puede visitarse cada 2 de diciembre en
la Iglesia de Santa Inés.


 

Si seguimos paseando por la CALLE BUSTOS TAVERA hemos de saber que vamos a pasar por un lugar con mucha historia y solera. Aquí vivió durante el siglo XIV un afamado caballero, de nombre Bustos Tavera, su calle terminó llamándose como el mismo. El Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición tenía sede en el número 24 en 1635, lo que se debió a la realización de obras en la sede original de esta institución, con sede original en el castillo de San Jorge, en Triana, espacio igualmente visitable.

Si seguimos paseando por la CALLE SAN LUIS, lo estaremos haciendo por lo que fue  el cardo máximo de la ciudad romana que fue buena parte de lo que hoy comprende su viario. El cardo máximo es una de las dos vías principales en cuya intersección se encontraba el Foro en las ciudades romanas.

Los moros la llamaron Calle Mayor, y tras la Reconquista se la denominó Calle Real, porque, por su situación era uno de los principales accesos a la ciudad.

Estamos ya hablando de la Puerta de la Macarena, este es el acceso principal al que nos referíamos, que es conocida en Sevilla como el “Arco de la Macarena”. Al menos cinco reyes pasaron por aquí, que nunca llegó a llamarse “Puerta Real”, sino que fue la puerta de la Calle Goles cercana de la actual Plaza de Armas, la que lució este nombre durante las fiestas por la celebración por la visita del emperador Felipe II. Estas son sólo dos de las 18 puertas que tenía la ciudad de Sevilla, tales como la del Sol, la del Arenal, la de la Carne, la de Carmona, la del Osario, Puerta Jerez, Triana, etc.

 

La Calle San Luis es famosa por sus fantasmas, que gustanfrecuentar underribo en el que parece que nunca van a concluir las obras y en el antiguo hospicio hoy dedicado a otros menesteres bien distintos. Antes de llegar a Iglesia de San Luis de los franceses, porque caminamos en dirección S-N, se encontraba, poco menos que abandonado,  un viejo solar cuyo proyecto se eternizaba sin saber nadie la razón ni acertar a darle un por qué. 

Los vigilantes solían estar poco tiempo en su puesto de trabajo, porque decían oír voces, que “la nada” les mandaba y llamaba en la oscuridad de la noche, algunos fueron testigos de ver ante si, una forma invisible que dejaba marcadas sus huellas en el polvo de aquel solar abandonado. El capataz de las obras llegó a afirmar que “esto sólo puede ser ocasionado por fantasmas” mientras afirmaba ver como las herramientas se movían solas, o que unas manos de otra dimensión, parecían moverlas incluso estando las mismas bajo llave y se colgaban del gancho de una grúa a muchos metros de alturas. Los vecinos de la zona no eran ajenos a todo ello.

Algún vecino de la calle Mercurio afirmó ver extrañas siluetas como humanas y luminosas aparecer en aquel solar y acercarse desde allí hasta su casa, este vecino, preso del pánico, acabó suicidándose de formaal parecer inhumana también. Esta es la casa enla que sucedió el suicidio: 


Otro vecino de San Luis encerrado y muerto, dentro de un baúl, se supuso escondido de puro pánico.

Otro vecino del lugar se ahorcó porque “no soportaba los saltos y los gritos de los niños al salir del colegio de San Luis”, niños que ya no existían, porque allí ya no había hospicio ninada. El colegio-hospicio llevaba décadas que ya no desempeñaba ya aquella labor.


Investigadores de las ciencias paranormales  estudiaron el tema, allí el programa “Milenio3”, de Iker Jiménez, realizó un espacio radiofónico especial y grabaron psicofonías y recabaron testimonios de los vecinos que habían tenido este tipo de experiencias de ultratumba. Cuando las obras comenzaronalabrar cimientos se encontraron  los cuerpos contenidos en ánforas de antiguos habitantes de la zona, al parecer restos de una necrópolis romana, donde se encontró una tablilla con una leyenda en letín en la que se podía leer “no turbar la paz de éste lugar…”. La imagen muestra el sitio donde se encontraron restos humanos: 

 
El Hospicio hoy convertido en Centro Andaluz de Teatro


En Andalucía, en Sevilla concretamente, se respetan mucho los antiguos cementerios y espacios dedicados a enterramientos como es el caso del Prado de San Sebastián, que sigue siendo prado, explanada, jardines, pero nunca viviendas; el espacio que hay delante del Salvador, el que hay delante del Hospital de las Cinco Llagas, hoy Parlamento, donde en la peste de 1648 se enterraron enfosas comunes cubriéndolos con cal, todos los afectados que caían presa de tan cruenta enfermedad que diezmó a la poblaciónde Sevilla dejándola en sus mínimos. Estos espacios,sea por la razón que sea, porque no siempre se conoce la historia, han sido respetados y en sus lugares no se construyen viviendas sino zonas ajardinadas o se deja la tierra calma, pensando en cuál ha de ser el uso adecuado para tal ocasión.

 

 

Siguiendo con nuestro paseo, la IGLESIA DE SAN MARCOS es uno de los conjuntos arquitectónicos más representativos del estilo mudéjar sevillano. Sevilla es una de las cunas del estilo mudéjar, estilo arquitectónico que floreció en España desde el siglo XIII hasta el XVI, y que se caracterizaba por la conservación de elementos del arte cristiano y el empleo
de la ornamentación de origen msulmán, es como una mezcla o simbiosis de estilos, es la cristianización del arte musulmán, realmente la guinda de la Reconquista.

Esta iglesia tiene la peculiaridad de mostrar en su portada una imagen de Dios Padre. Cuando lo común es ver imágenes representando a Cristo, la Virgen o los Santos. El “Padre Eterno” se nos muestra agarrando con su mano izquierda un globo terráqueo, escena coronada por los cinco arcos apuntados, tan típicos de esa mezcla perfecta del arte gótico y musulmán que es el mudéjar. Llama la atención los dos grandes postes de granito que parecen guardar la puerta. El nivel de desgaste que muestran los hace parecer mucho más antiguos que el resto de la iglesia, lógico, pues son fruto de la reutilización de materiales constructivos y/o arquitectónicos de otras culturas invasoras como los romanos o los propios moros.

 

Si rodeamos la iglesia por la derecha encontraremos el CONVENTO DE SANTA ISABEL, en el corazón del barrio de San Julián, anexo al convento de Santa Isabel, podremos encontrar esta silenciosa plaza con el mismo nombre. En su centro, una enorme pila hace las veces de fuente donde las palomas acuden a beber, en Sevilla debería haber más fuentes y fuentes para beber, es decir de uso público, porque cuando aprieta el calor lo hace de verdad. Hasta 56º se han llegado a ver en los termómetros y esto es duro, sobre todo para quienes no tienen hábito de estas temperaturas extremas, los turistas, que tanto cariño tienen por Sevilla.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…