Ir al contenido principal

Los neterú relacionados con el templo de Hatshepsut



Los neterú relacionados con el templo de Hatshepsut:
 

Hat Hur era una entidad celeste. Se la representa como mujer o como vaca, con el disco solar entre los cuernos. Era frecuente la representación de la columna hathórica, en cuyo capitel se muestra una cabeza humana frontal con las orejas de vaca. Símbolo de la alegría, las fiestas, la embriaguez, la danza y el amor. Está relacionada con el Nilo y con la estrella Sotis que su orto anuncia el comienzo del año solar. Como mujer desempeñaba el papel de la esposa del faraón. 

Anubís es el embalsamador, nacido de la unión ilegítima de Neftís, mujer de Set, con Osiris. Fue protector de las necrópolis y patrón de la ultratumba, en donde tenía como tareas: la custodia del palacio de Osiris y presidir, junto a Tot, el pesaje del corazón del difunto. Cuando el pérfido Set desmembró el cadáver de Osiris, Anubís veló para que Isis lo recompusiese y se embalsamase. En el proceso de momificación los cuatro hijos de Horus lo ayudaron. Desde entonces Anubís también vela sobre los ritos de embalsamamiento. Se le representa como un chacal en posición de esfinge, o bien como una figura humana con cabeza de chacal. 


Amonet "la Oculta", es una protectora de lo oculto en la mitología egipcia; personifica el viento del norte, el que trae la vida. Se la representó como serpiente, o mujer con cabeza de serpiente, tocada con la corona Roja del Bajo Egipto en Tebas, y bajo la apariencia de una mujer con cabeza de rana en Hermópolis. También como una vaca. Es denominada "la Oculta", y "la madre que es padre". Fue pareja de Amón. 


Horajti, "Horus del Horizonte", era la personificación del Sol en el horizonte según la mitología egipcia. Ra-Horajti, como manifestación de Ra y Horus. Era representado como un halcón coronado con el disco solar y una cobra en la frente (Uáguet). Horajti era el "Señor de Dándara", aunque posteriormente perdió la primacía frente a Hat Hur. Era el responsable de los Campos de Juncos de la Duat, que más tarde dependían estos de Osiris. Estaba desposado con Iusaas, y era el hijo de Serket. Fue conocido desde la primera dinastía, aunque después fue asimilado con Ra como Ra-Horajti. En los Textos de las Pirámides se encuentra un «Himno de la ascensión», donde se narra la llegada del faraón –identificado con Horus– al Reino Celeste (Duat). 


Horus fue también el néter de la guerra y de los cazadores, porque estaba asociado al halcón. Esto lleva añadido un simbolismo de majestad y poder, y un modelo a seguir para los faraones. Además, Nemty (que también era considerado un néter de la guerra, y apodado "el que viaja") fue después identificado como Horus. Representación de Ra-Horajti en el templo de Hatshepsut, en Deir el-Baharí, Egipto. Era denominado "Horus del Horizonte", el "Señor de Dándara", y el de la "Tierra de la salida del Sol". Fue asimilado con Ra bajo el nombre de Ra-Horajti. Ra-Horajti fue realmente un título o manifestación, más que un néter compuesto. Se tenía la intención de vincular Horajti a Ra –como un aspecto de Horus al amanecer. Se ha sugerido que Ra-Horajti simplemente hacía referencia al recorrido del Sol, de horizonte a horizonte, como Ra, o que significaba un aspecto de Ra como símbolo de esperanza y renacimiento que, probablemente, fue alentado porque Ra y Horus estaban vinculados al Sol y al faraón. Se le rindió veneración en Letópolis, Abu Simbel, El Derr y Amada. En la forma de Ra-Horajti es venerado junto Ra en Heliópolis, Karnak y Deir el-Baharí.


Samir Hiweg 
 
 

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…