Ir al contenido principal

Las murallas de Sevilla tras la reconquista, siglos XIII-XVI

File:Muralla calle agua.jpg

Lienzo de muralla del Callejón del Agua, lindero con Barrio de Santa Cruz y Jardines de Murillo.




Tras la Reconquista de la ciudad por Fernando III el Santo en 1248 se mantuvo la estructura de la muralla.

Era usual en España que los sucesivos monarcas juraran los privilegios de la ciudad, cuando tomaban posesión de la misma, en alguna de sus puertas, en las de mayor importancia social o estratégica, como expresión de dominio y de poder. Así es como el 10 de marzo de 1526 prestó el rey Carlos I juramento, haciendo pleito de homenaje a la ciudad en la puerta de la Macarena, cuando llegó a la ciudad para celebrar sus bodas con la futura reina, doña Isabel de Portugal.

Durante el reinado de Carlos I tiene lugar una importante remodelación de las entradas públicas o reales de la muralla. Se las integra en el ensanche promovido por el rey emperador en las ciudades y villas, cuya finalidad era facilitar el tránsito de los carruajes.

Estas remodelaciones afectan a la Puerta de Carmona, Puerta de la Carne Puerta Real, Puerta del Arenal, Postigo del Aceite, -en el que Benvenuto Tortello llevó a cabo obras en 1572-, y al Postigo del Carbón, que se traslada desde el comienzo de la Calle Santander hasta su final. Lo mismo ocurrió con la Puerta de Triana, que originariamente estaba en la Calle Zaragoza, siendo trasladada más al norte en 1585, a la confluencia con la Calle de San Pablo.



525970_Angel Sunglasses

525970_Jewelry General w/ Free Shipping

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…