Ir al contenido principal

El auge de la Hermandad de la Vera Cruz de Sevilla


 


 
 
 
El auge de la Hermandad de la Vera Cruz de Sevilla coincide con la concesión de Bulas y otros Privilegios.
 
El 28 de mayo de 1543, Fray Juan Calvo, Superior General de la Orden Franciscana, extiende desde Logroño una cédula en favor de todos los cofrades de la Vera Cruz. Por medio de la Cédula los hermanos serían partícipes de todos los bienes espirituales y méritos que la Orden ganase por sus buenas obras.
 
Más tarde Pío IV y Gregorio XIII conceden nuevas gracias e indulgencias a la Hermandad; y esto, junto con la fama y admiración de sus cultos, sus numerosas obras de caridad y el ser una de las más ricas y antiguas de la ciudad, conviertan a la Hermandad de la Vera Cruz en la primera de todas y modelo de imitación.
 
En 1562, Felipe II  entra como hermano con lo que a partir de ahora disfrutará de su protección real.
 
Todo ello despierta el interés de personas ilustres y principales que ingresan en ella como hermanos; y la Hermandad alcanza tal volumen e importancia en cuanto a caudal dedicado a sus obras asistenciales que los oficiales de su Junta resultan insuficientes para su gobierno. Se crea entonces una Comisión de Hacienda y se aprueban en 1565 unas reglas separadas para la administración de sus bienes y competencia de los cargos de administradores y tesoreros.
 
Palabras clave: Vera Cruz, religiosidad popular, Semana Santa, Hermandades.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…