Ir al contenido principal

El misterio procesional de Santa Marta

   
 
 
http://api.ning.com/files/NMWkt8IhGEIFZDn3rvIIHrEsH0LnJ8gpIy7frb8uAPdq8IONzDC-BaoNDju9S7d*7DUNqe8I-prTU*mirVRK7LNiMWio1qBTasGzpDoj78Y_/15.jpg Con respecto al misterio procesional, la idea de la Hermandad fue conseguir imágenes de gran calidad artística y notable antigüedad que hubiese en los distintos templos de la ciudad. Se solicitaron Dolorosas de Astorga del Convento de Capuchinos y de la Iglesia de San Idelfonso, el grupo escultórico de la Piedad existente en la Real de Señora Santa Ana, una Dolorosa atribuida a Astorga de la propia Parroquia de San Bartolomé; también un Cristo yacente que se encontraba en la iglesia de San Pedro de Carmona, y otro que estaba en un desván de la parroquia de la Magdalena en Sevilla, aunque estas gestiones no fructificarn; incluso se visitó la entonces derruida Capilla de los Servitas, a cuyo Misterio no se rendía culto y se encontraba bastante deteriorado, pero era tal la restauración necesaria que se desistió en el interés por el grupo escultórico.
 
Era por entonces mayordomo D. José Luis Ruiz Muñoz que entre sus gestiones da cuenta al Cabildo de Oficiales de la existencia de una maqueta del Misterio del Traslado al Sepulcro que ha confeccionado el imaginero Sebastián Santos Rojas, éste no podía presentarla personalmente por encontrarse enfermo. Era un conjunto de barro cocido de una excelente composición que no había llegado a realizarse, ignorándose hasta el momento las razones. De esta muestra que quedó en el estudio del artista y que fue despiezado sólo se ha conservado en la Hermandad una pequeña figura con la firma del autor, era boceto de lo que hubiera sido una primera imagen de Nuestra Señora de las Penas de Sebastián Santos.
 
Se convoca concurso nacional para el que se proponen importantes premios que fuesen suficientes para estimular y conseguir artistas de mérito, pero el concurso se declaró desierto.
 
El escultor Luis Ortega Bru, que se había propuesto presentar pero que no tuvo tiempo para ello sí había realizado un boceto, el cual pasa a conocimiento del mayordomo D. José Luis Ruiz Muñoz. Cuando la Junta de Gobierno lo vio inmediatamente acordó encomendar su ejecución al escultor; y Bru desarrolló la mayor parte de su trabajo en este empeño entre 1951 y 1952. 
 
Entre 1950-52, en la Semanas Santa figuró representación con cinco nazarenos vistiendo la túnica negra con cíngulo que portaban Estandarte y varas en la Estación de Penitencia del Martes Santo de la Hermandad de San Esteban, la Cofradía de la feligresía de San Bartolomé.
 
http://www.galeon.com/juliodominguez/2008/DSC02458.jpg Dadas las dimensiones de la obra escultórica que procesionaría como misterio del Traslado al Sepulcro, la Hermandad de Santa Marta entiende la necesidad de gestionar su traslado a otra iglesia y dado la estrechez de las calles del entorno de San Bartolomé. Razón por la cual la autoridad eclesiástica autoriza el cambio de sede a la Parroquia de San Andrés Apóstol el 13 de noviembre de 1952 y a ella es trasladada procesionalmente la imagen de Santa Marta el 25 de noviembre situándose provisionalmente en altar al pie de la nave del Evangelio.
 
Para poder efectuar salida procesional la Hermandad, ente los años 1952 al 53, lleva a cabo ampliación en la puerta de la parroquia que da a la Plaza de San Andrés, aquí se coloca una hornacina con una bella Inmaculada y un nuevo cancel que sería realizado por la Carpintería Casana. Y como se le había cedido una capilla en la nave de la epístola, que fue antiguo atrio de una puerta del templo ya en desuso y toda la parte trasera del templo, la Hermandad adecenta esta capilla y toda la zona construyendo sus dependencias y labrando una bella fachada y puerta en lo que hoy es la Plaza de Fernando de Herrera.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…