Ir al contenido principal

Astarté



Los dioses adorados por los fenicios varían de una ciudad a otra, de forma que el panteón de Sidón difiere del de Tiro o el de Chipre; pero aun así, algunas divinidades están presentes de una u otra forma en la mayoría de las ciudades significativas. 

Las principales divinidades son Astarté, Baal, Dagón, Resef y Melqart.

Astarté era la principal diosa de Sidón y tiene presencia en las demás ciudades fenicias. Es la diosa de la fecundidad, pero sus características difieren dependiendo de las diferentes ciudades. En alguna de sus representaciones se asemeja a las diosas prehistóricas de la fecundidad.


También es adorada Astarté como diosa guerrera, de la caza o como patrona de los navegantes, como la Virgen del Carmen en la cultura occidental y religión católica. Astarté también es la reina del cielo a quien los cananitas habían quemado incienso en la Biblia (Jeremías, 44).

Suele representarse posada sobre un león y sosteniendo una flor de loto y una serpiente. También se acentúa, en otras representaciones, su condición de diosa de la fecundidad y aparece con la mano en los senos o amamantando a dos niños. 


Se asimiló en otras culturas y se le dio nombres diferentes como Afrodita entre los griegos, Venus en Roma o Isis en Egipto. Contaba con abundantes santuarios en Sidón y Tiro. Está documentado un santuario de Sevilla dedicado a Astarté, en El Carambolo datado en el siglo VIII a. C.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…