Ir al contenido principal

San Isidro Labrador

 
 San Isidro

San Isidro, cuyo nombre era Isidro de Merlo y Quintana, estuvo casado con Santa María de la Cabeza. Trabajaba para el noble Juan de Vargas y en su casa en Madrid hay actualmente un museo con exposiciones temporales sobre temas madrileños y también con recuerdos relativos a la vida del santo.

Se le atribuyen varios los milagros, cosa fundamental en los procesos de canonización para poder considerar santo a una persona. Entre los milagros, por ejemplo,  el milagro del pozo en el que, por su oración, subieron las aguas de un pozo para poder rescatar a su hijo, que después también sería reconocido santo, San Illán, que había caído en él.

 
San Illán Labrador

También el milagro de los Ángeles, según se dice los ángeles araban el campo mientras que San Isidro rezaba, aunque en el expediente de canonización, Iván de Vargas ve cómo dos ángeles ayudaban a Isidro a arar sus tierras más rápido, ya que anteriormente Isidro se había detenido a rezar en todas las parroquias por las que pasó de camino al trabajo.

Casa de Ivánd e Vargas

Fue beatificado por Paulo V el 14 de junio de 1619 y canonizado el 12 de marzo de 1622 por Gregorio XV, junto a San Felipe Neri, Santa Teresa de Jesús, San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier, aunque la bula de canonización no fue publicada hasta 1724 por Benedicto XIII. Fue declarado patrono de los agricultores españoles por Juan XXIII en bula del año 1960; y también es patrón de los Ingenieros Técnicos Agrícolas.

File:Pope Paul V.jpg Pablo V

File:Gregor XV.jpg  Gregorio XV

File:San felipe neri.jpg  San Felipe Neri  File:Teresa of Avila dsc01644.jpg Sta. Teresa

File:William Holl the Younger09a.jpg  San Ignacio de Loyola S. Francisco Javier

Benedicto XIII File:John-xxiii-2.jpg Juan XXIII

Esta es la transcripción de la bula que declara a San Isidro patrón de los labradores: 

BULA AGRI CULTURAM, AAS 53 (1961) 357-358, PROCLAMACIÓN DE SAN ISIDRO LABRADOR PATRONO DE LOS AGRICULTORES Y CAMPESINOS ESPAÑOLES

JUAN XXIII / Para perpetua memoria /

El cultivo del campo lo enaltecieron siempre con máximas loas los autores eclesiásticos y profanos, aun los ajenos a la religión cristiana. De él —no dudó afirmar el sapientísimo doctor San Agustín—, de todas las ocupaciones, es la más sana y la más honesta. Y en el más egregio de los escritores antiguos, en Cicerón, se lee: "Esa vida rural que tú llamas agreste es muestra de moderación, diligencia y justicia".

Ahora bien, este oficio de la agricultura, que tantas virtudes lleva consigo, atraviesa en estos tiempos, en que se propagan por doquier las más depravadas doctrinas y son legión los que todo lo reducen a lo material, un grave peligro. Es, pues, necesario que los agricultores, mientras realizan sus faenas del campo y recogen los frutos cuya posesión es sumamente conforme a la naturaleza y a la justicia, armonicen su vida según las exigencias de la religión y de la piedad. Y para que esto pueda llevarse a efecto necesitan el auxilio de lo Alto.

Considerando, pues, diligentemente todas estas cosas y recogiendo a la vez el deseo de las hermandades de labradores, nuestro amado hijo Enrique, de la Santa Iglesia Romana, presbítero Cardenal Pla y Deniel, Arzobispo de Toledo, nos suplicó que proclamásemos a San Isidro celestial, Patrono de todos los labradores de España, en forma solemne, ya que este santo varón, humilde y sencillo, aparece ante ellos como ejemplo luminoso, simultaneando con las faenas del campo, que realizaba diligentemente, el ejercicio eminente de la obediencia y de la caridad. Y así Nos mismo, que hemos nacido de familia dedicada a la agricultura, oficio el mejor, el más fecundo, el más dulce y el más digno del hombre aun del hombre libre—son palabras de Cicerón—, con el mayor placer hemos determinado acceder a estos deseos. Así, pues, oído el parecer de la Sagrada Congregación de Ritos, conscientes de la situación y después de madura deliberación por nuestra parte, y con la plenitud de la potestad apostólica, en virtud de estas letras, y para siempre, confirmamos y declaramos a San Isidro Labrador celestial Patrono ante Dios de los agricultores y campesinos de la nación española, con todos los honores y privilegios litúrgicos que, lógicamente, corresponden a los patronos de hermandades o asociaciones, sin que nada obste en contrario. Esto mandamos y determinamos, decretando que las santas letras sean permanentemente firmes, válidas y eficaces y que alcancen y obtengan plenos efectos. Y que favorezca a todos aquellos a los que afecta o pudiera afectar desde ahora y para siempre y que así habrá de otorgarse eficaz y definitivamente, y, además, que desde ahora será sin valor todo cuanta otra autoridad, a sabiendas o ignorante, pudiera intentar contra lo dicho.

Dado en Roma, junto a San Pedro, bajo el anillo del Pescador, el día 16 de diciembre de 1960, de nuestro Pontificado el tercero / Domenico, Cardenal Tardini / Secretario de Estado (rúbrica).
***


Por ser labrador se le considera patrono de los labradores, siendo venerado en muchos pueblos con procesiones y bendiciones a los campos. Su festividad se celebra el 15 de mayo.

En Madrid, como en otros lugares, tiene lugar una procesión con la imagen del santo, que se venera en la antigua catedral madrileña.

File:Dibujo madrid 1562.JPG  
Dibujo de 1562, en el que se ve la ribera del Manzanares(Carabanchel) y al fondo la ciudad de Madrid.

File:Madrileños en el Parque de San Isidro.JPG  La Pradera de San Isidro, Madrid

Madrid es su localidad natal, de ella es su patrón, y allí se celebra una romería en torno a la ermita de Carabanchel erigida en su honor, en la Pradera de San Isidro junto al Río Manzanares, cada 15 de mayo.

Dada la condición mozárabe del santo, el santuario de La Pradera de San Isidro tiene el privilegio de la celebración de la liturgia hispana con bendición del agua, que tiene lugar el 21 de noviembre, 18 de diciembre, 2 de enero, etc. 

También se celebran en su nombre desde 1947 un festejo taurino, la Feria de San Isidro, contradictoriamente y heréticamente, ya que el papa Pío V, en otra bula, De Satute Gregis” condena la fiesta de los toros y el maltrato animal, a perpetuidad. Se ve que el humano hace caso de lo que le conviene, San Isidro supone festejo y la crueldad en el coso contra un pobre animal, dinero, aunque se condene eternamente el use de tales prácticas y sus cómplices, según consta el la Bula De Salute Gregis.

En Tenerife, la celebración que se conoce como más antigua de la isla en honor a San Isidro Labrador, data de 1667, en este año se coloca en el Retablo Mayor de la Parroquia Matriz del Apóstol Santiago la imagen de San Isidro, se celebra en la Villa de Los Realejos.

Desde entonces, y con algunas variaciones pues el municipio que ha pasado de la tradición agrícola, a la sociedad dedicada a los servicios, los realejeros dedican Mayo a honrar la memoria y la figura de San Isidro labrador, en una romería, de carácter regional que tiene lugar, normalmente, el último domingo de mayo. La romería ha ido con el tiempo, rompiendo con la uniformidad en las vestimentas de los participantes, impuesta desde mediados del siglo XX, y que aún sigue vigente, aunque en lugares vecinos se ignora la riqueza de los trajes de los pobladores de Tenerife en siglos pasados.

Completan las celebraciones un baile de magos, multitudinario, en el que acuden gentes de toda la isla ataviadas con trajes tradicionales, el Festival de las Siete Islas, en el cual cada año participan grupos de cada una de las siete Islas Canarias y tienen lugar las populares ferias de ganado y de artesanía.

También, en el vecino pueblo de La Orotava se celebran las fiestas mayores de la villa en honor al santo y a su mujer Santa María de la Cabeza. Se celebra "Baile de magos", que etimológicamente viene de mauro, con los trajes típicos y vestimenta impuesta a manera de uniforme por la Sección Femenina; el traje del siglo XIX, era conocido como de "Icolaltera" o "Mujer de Icod del Alto", que aún hoy conserva una familia de la burguesía local. La "Subida del santo" o la romería chica, la "Feria o bendición del ganado" y la Romería finalmente, con trajes típicos, honrando a los dos patronos de la villa, y siendo una de las más importantes de Canarias.

En otros lugares de las islas también se celebran fiestas en honor a los dos santos.

 Romería de San Isidro en Fuente de Cantos


En Andalucía y Extremadura se hacen romerías en honor al Santo, acompañado de carretas, de caballos, de carrozas artísticas y romeros en Bujalance, Cabeza la Vaca, Calera de León, Fuente de Cantos, Cañete de las Torres, Villalba de los Barros, Monesterio, Montellano, Los Palacios y Villafranca, Jamilena, Paterna del Campo, Cartaya, etc.




Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…