Ir al contenido principal

Amón


Amón: La principal representación divina de la ciudad de Tebas. En su origen personificó los vientos, y, como tal, era el protector de los navegantes. Su nombre significa "el invisible". Acabó fusionándose con el Sol, recibiendo el nombre de Amón-Ra. Se representa bajo aspecto humano, y con un tocado consistente en una corona de dos grandes plumas verticales juntas de halcón.
Los animales que le representan son el ganso y el carnero. Era el emblema del Imperio y el patrono de la Monarquía. De origen modesto, Amón se asimila a Ra.

Amón era el emblema local de Tebas, considerado como el representante de la fecundidad y del viento que empuja los barcos de vela, alimenta los pulmones y transporta los granos del polen para fecundar las plantas. Así Amón da vida mientras está invisible. Se le da la forma de un hombre vestido con un paño, la cabeza cubierta por un mortero coronado por dos plumas. A veces también tiene la cabeza de un carnero. Su esposa Mut, la señora del cielo, tiene la forma de un buitre y su hijo Jonsu, la de un niño coronado con una luna creciente. Es un néter sin historia y, precisamente por esta razón, toma la de los demás.
Cuando Amenemhat I fundó la XII dinastía y ya Tebas se había erguido en la capital de Egipto, se convirtió en el protector y conductor de la nación; incluso fue designado como el Rey de los neterú, los representantes de atributos divinos. Se creía, efectivamente, que los jefes que habían conseguido la hazaña de reunir Egipto bajo su autoridad, sólo podían haberlo logrado gracias a la invocación a Montu o a Amón, neterú de guerra.

Comentario: Samir Hiweg, guía turístico de habla hispano-egípcia

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

El arte y la creación artística

Inherente al ser humano es la creación artística, el arte y el hombre son inseparables están uno en la esencia del otro.
Una obra de arte es fundamentalmente comunicación, un código creado para transmitir ideas y sentimientos, la creación artística es un lenguaje artístico que se debe conocer y saber interpretar.

El autor es ante todo creador en cualquier época y lugar del mundo e independientemente del modo de expresión, aunque el autor no puede sustraerse a su propia civilización, ni tampoco negar que es hijo de su tiempo.

A veces lo que se transmiten ideas, sentimientos, critica social, testimoniando alguna realidad, etc., bien siguiendo los criterios de la propia civilización o ensayando nuevas formas que se enfrenten con lo establecido, para expresar tanto lo material como lo inmaterial.

El arte puede basarse o reproducir una imagen real y física o por el contrario responder a ideas, sensaciones y sentimientos.�…