Ir al contenido principal

El Patio de los Naranjos, Sevilla

 

 

El espacio del Patio de los Narranjos correponde a la antigua mezquita almohade de Sevilla. Se accede por la llamada Puerta del Perdón, que conserva su sabor árabe desde su puerta misma, enmarcada por un arco de herradura y decoración de yeserias, obra de Bartolomé López en el año de 1522. Las demás puertas que dan acceso al recinto también son almohades, lo mismo que las grandes planchas de bronce que las recubren decorándolas. También dde época almohade son los  aldabones de las puertas, realzados por decoración de ataurique. Los aldabones son reproduciones exactas de los originales que se conservan en el tesoro catedralicio.

El patio era el antiguo "shan" de la mezquita, muy reformado en sus sucesivas restauraciones, aunque persiste su carácter original y estructura configurada con pilares que soportan arcos de herradura apuntados. 

Al centro del Patio de los Naranjos, una fuente, ésta moderna y ocupa el lugar del antiguo "sabil", sería el lugar para las abluciones moras. La taza superior es visigoda, es la misma que tuvo la fuente almohade, ya sabemos del gusto moro por aprovechar elementos arquitectónicos y esculturales para sus propias construcciones, procedentes de cuturas anteriores a su presencia.

El frente de la Puerta del Perdón fue reformado en 1520, incorporándose un conjunto escultorico en barro cocido obra de Miguel Florentin, artífice que realizo también las imágenes de San Pedro y San Pablo de los laterales, junto con la Virgen y Arcángel San Gabriel sobre las anteriores figuras, además del gran relieve de la Expulsión de los Mercaderes del Templo, situado sobre el arco de la puerta.

De las tres galerías originales del patio solo se conservan dos, desapareció la que figuraba en el lado oeste del edificio por haberse demolido para la construcción de la iglesia del Sagrario.

Las galerías o naves perdieron las techumbres originales, la que cubre la "Nave del Lagarto" es obra mudejar del siglo XVI y no se hizo exprofeso para el lugar sino que procede de un convento de Sevilla ya desaparecido. 

Hay que decir o aclarar que el nombre de "Nave del Lagarto" viene del cocodrilo disecado que colgaba de techo y que se sustituyó por otro de madera, dicen que encontrado en el lugar cuando se construía la catedral. 

En esta nave y sobre la puerta que comunica con la Catedral se conserva una pintura gótica de principios del siglo XVI que representa El Calvario. Aquí encontramos una la Capilla de Ntra. Sra. de la Granada, a la que rezaban los artífices de la catedral.

 

Al patio de los Naranjos se abre la portada del crucero de la Catedral correspondiente al lado norte, Puerta de la Concepción. Esta obra quedó inconclusa en el proceso inicial del templo, hasta 1887, año en que se completo con un diseño del arquitecto Adolfo Fernández Casanova, que se ajusto al estilo gótico de la época y también del resto del edificio, armonizando con lo construido en siglos anteriores.

 

 

 

 

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…