Ir al contenido principal

Paseando en torno a Dueñas



El palacio de las Dueñas, situado en la calle del mismo nombre, en la Calle Dueñas. Esta calle se llama así debido a que en 1248, La Compañía de las Dueñas, que realizaba encargos que tuvieran que ver con armas y batalla, instalan allí una de sus casas. Al lado está lo que en su día fue El Colegio de Niñas Nobles del Espíritu Santo, pero en el que ha habido alguna intrusión en expedientes porque alguna niña de ascendencia judía también estudió allí, los enchufes siempre han funcionado, la limpieza de sangre exigida en alguna ocasión se relajó la norma. Actualmente esas cosas, por supuesto, ya no se tienen en cuenta, hoy día sigue siendo colegio.

En el Palacio de las Dueñas, que pertenece a la Casa de Alba han vivido personalidades aunque no tengan con la nobleza más que la relación laboral que sus padres tenían con la Casa de Alba. Tal es el caso de Antonio y Manuel Machado, hermanos, hijos de los mismos padres, uno de derechas y otro de izquierdas, el de izquierdas, Antonio, es de quien se cantan por doquier sus alabanzas pero también estuvo el genio de Manuel, también escritor, con quien la pseudohistoria no se ha portado tan bien. ¡Ahí¡… cuándo dejara España deser tan maniquea.

El palacio data de los siglos XV y XVI, es uno de los hitos de la arquitectura palaciega de la ciudad. En su interior guarda un valioso contenido rico en ornamentos y calidad artística que los Alba se han encargado de reunir, conservar y mantener. Aquí nació Machado, una placa en el muro de la entrada recuerda que Antonio Machado, nació y vivió su infancia aquí; también aquí tuvo lugar, en 1947, la celebración del primer matrimonio de Cayetana Fitz-James Stuart, titular actual de la casa de Alba; así como su tercer matrimonio.

 

Era a esta casa a la que Machado se refería cuando dijo aquello de:

“Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,
y un huerto claro donde madura el limonero;
mi juventud, veinte años en tierras de Castilla;
mi historia, algunos casos que recordar no quiero.”

La fundación del edificio se debe a la familia Pineda, quienes tuvieron que venderlo para pagar un rescate por Don Juan de Pineda, que había sido hecho prisionero por los dichosos moros. Su nombre se debe al cercano monasterio de Santa María de las Dueñas.

Han pasado por el palacio Jackie Kennedy Onassis, los príncipes Rainiero III de Mónaco y su esposa Grace Kelly y otras celebridades.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…