Ir al contenido principal

Naturaleza de la obra de arte


 
4309519602_455fc162eb.jpg
 
 
La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.
 
La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.
 
El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.
 
Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio individual del artista.
 
La destreza manual, las características del material, las posibilidades, los conocimientos técnicos, el trabajo, los materiales, influyen inevitablemente en la producción artística.
 
La historia del arte es y no es acumulativa, puesto que un estilo no supone un progreso sobre el anterior, ni el arte de un siglo implica una superioridad sobre el arte de los siglos precedentes; pero sí en el sentido técnico, medios de trabajo que se van descubriendo y perfeccionando sucesiva y progresivamente.
 
 
Palabras clave: Obra de arte, artistas, creación, destreza, Historia del Arte.