Ir al contenido principal

Presencia de la Hermandad de la Veracruz de Sevilla en la Traslación de la Virgen de los Reyes y Cuerpo de San Fernando y organización de las cofradías de Sevilla.


 
 
 

 
 
 

 
 



 
 
En 1579, terminada la Capilla Real, se llevó a cabo el traslado de Nuestra Señora de los Reyes y los restos incorruptos del rey San Fernando que, se encontraban en la Capilla Antigua hasta entonces.

Para la ocasión acto, la ciudad se unió con una magna procesión en la que estaban presentes todas las cofradías existentes; y ocupando los últimos lugares iban las más antiguas, la Vera Cruz llevaba el estandarte verde y la cruz colorada y  hacía el número veintiséis.
 
 
 
A comienzos del XVII eran muchas las cofradías que salían, aunque muchas de ellas tenían muy escasas posibilidades. Reinaba desorden en cuanto a la prelación del paso por las calles, motivo por el cual se decreta la reducción y fusión de muchas de ellas. La Hermandad de la Vera Cruz, por su carácter tan principal, no se ve afectada por ello.
 
 
 
 
En 1604 se celebró el Sínodo del Cardenal Niño de Guevara y en él se señalaron las horas para las procesiones de disciplina o penitencia, todas debían procesionar de día, exceptuando la Cofradía de la Vera Cruz, gracias a las bulas y privilegios con los que contaba.
 
Además obtiene en 1628 el Privilegio del Convento. El propio Convento de San Francisco, cuyo Provincial era el Padre Benítez, le concede Patente el 27 de Noviembre de 1628 que la declara como la única Cofradía de Sangre admitida en dicho Convento.
 
Palabras clave: Hermandades, Semana Santa, religiosidad popular, procesiones.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…