Ir al contenido principal

Fuente Redonda y Haza del Arca




Cercano a Uclés tuvo lugar un hallazgo romano religioso en el siglo XIX. Se trata de un altar, un ara votiva en honor o dedicada al “DEO AIRONI”, dios Airón. Su ubicación original se localizó a un cuarto de legua en dirección Este de la ciudad conquense de Uclés, cercano al nacimiento del Río Bedija, al sitio que llaman Fuente Redonda. 

Hoy el ara está en el Parque Arqueológico de Segóbriga, en Saelices, en el término de Cuenca; y para algunos historiadores la transcripción DEO AIRONI  no sería la correcta sea, entendiendo que el diptongo “ai” no existía en latín, sin embargo si los hispanos así lo pronunciaban en toda Celtiberia, a los romanos no les quedaría otra que aceptarlo. ¿Qué opinas tú?.

El ara formaría parte de una laguna artificial, de forma circular, con sus muros de cantería, la zona es rica en piedra; y con escalones, que significarían enaltecimiento o divinización; allí muy probablemente se habría acostumbrado a celebrar ritos de inmersión.

Este tipo de ritos está muy relacionado con la purificación y con la fecundidad sobre todo de la mujer, significaría unión con la naturaleza y quizás también relacionados con el "tránsito al más allá".

Una explicación mucho más terrenal y práctica sería su utilidad para el aprovisionamiento de agua para abastecer a un poblado romano tan cercano.

El ara es además único testimonio epigráfico del dios Airón, que era el dios de la vida y de la muerte, las abluciones o inmersiones estarían relacionadas con esta cualidad de esta divinidad. Su culto habría estado muy extendido por Celtiberia y aún en España se encuentran numerosos topónimos que de alguna forma se relacionan con el culto a esta divinidad.

Cercana a Fuente Redonda está "Haza del Arca", paraje en el que existió una necrópolis romana. El lugar habría sido utilizado como lugar de enterramiento desde la antigüedad más lejana en el tiempo, ya que en la que en las excavaciones que se realizaron en el siglo XIX los arqueólogos encontraron urnas cinerarias que dataron como de la Edad del Hierro, unas y otras de época romana tardía.

Entradas populares de este blog

Alfabeto fenicio

Naturaleza de la obra de arte

La obra de arte es resultado de una serie de factores. Estos factores influyen en el creador y en la obra en sí, componentes individuales, intelectuales, sociales y técnicos.

La obra de arte es reflejo de la personalidad creadora, podemos apreciar las características psicológicas del artista en su obra. Pero el autor  actúa con la referencia de su propio yo junto a la influencia del mundo exterior, de una realidad, visible que procesa e interpreta.

El arte es reflejo de la sociedad de cada momento en que surge; y sobre la personalidad del artista se superponen pensamientos y sentimientos experimentados en la época en la que e está trabajando, influenciando del mismo modo los acontecimientos históricos.

Por tanto el arte no solamente es la expresión de la personalidad de un artista, sino que en ella quedan patentes múltiples aspectos de la época y de la sociedad, aunque todo ello, en la creación estará bajo el genio indivi…